Preocupante abandono de la cooperación oficial en Madrid

 La Red de ONGD de Madrid, que agrupa a un centenar de organizaciones, entre ellas Sintiendo el Sur (SeS), realizó el día 4 de abril la instalación simbólica de objetos que identifican la acción de las distintas entidades. El fin de la acción era denunciar la política de cooperación de la Comunidad de Madrid, que preside Cristina Cifuentes, así como la decepción que ha causado el borrador de Presupuestos de 2017, cuya partida para voluntariado y cooperación al desarrollo es de menos de cuatro millones de euros, es decir un 0,02% del total, cuando el compromiso de la mayoría de los países desarrollados es el famoso 0,7%, marcado por las Naciones Unidas en 1972.

 En la madrileña Puerta del Sol, junto a la estatua de Carlos III, se apiñaron de manera simbólica objetos relacionados con la educación, el acceso al gua y saneamiento, la atención sanitaria, la seguridad alimentaria o la igualdad de género, aportados por las distintas organizaciones participantes, poniendo de manifiesto el abandono y el brutal recorte en cooperación en la comunidad de Madrid, que ha sido del 90% desde 2008, año en que se registró el máximo histórico con casi 39 millones de euros.

 La presidenta de la Red de ONGD, Sonsoles García-Nieto, aseguró durante la lectura de un manifiesto que Cristina Cifuentes “ni escucha, ni mira, ni dice nada sobre la ayuda oficial al desarrollo” y “no muestra la más mínima preocupación por la política de cooperación”. Resaltó el espíritu solidario de la ciudadanía madrileña para denunciar a continuación que siendo Madrid la comunidad con mayor Producto Interior Bruto (PIB) per capita en España ocupa en estos momentos el último lugar en cuanto a aportaciones a la cooperación internacional, muy por detrás del País Vasco (0,33%), Andalucía (0,14%) o Extremadura (0,13%), que ocupan las tres primeras posiciones.

 Asimismo, García-Nieto aseguró que las organizaciones de la RED reivindican un aumento progresivo de ayuda al desarrollo hasta el 0,7%, porque “las administraciones autonómicas y locales también deben implicarse en los procesos globales de desarrollo. La vida de miles de personas en todo el mundo podría mejorar con una mejor cooperación descentralizada”.

 Al finalizar la instalación de objetos, representantes de la organización entregaron una carta en el registro de la Comunidad de Madrid solicitando un encuentro con la presidenta Cristina Cifuentes para abordar lo que calificaron como “situación preocupante de abandono”.