El devastador paso del huracán Eta por Guatemala y Honduras

El paso del huracán Eta por Centroamérica ha sido devastador, especialmente en Guatemala y Honduras, países especialmente cercanos para Sintiendo el Sur por los programas que desarrollamos en ellos y sobre todo por el vínculo fraterno con las personas que trabajan junto a  nosotros. Según Cruz Roja Internacional, el ciclón ha dejado más de tres millones y medio de damnificados en todos los países entre el sur de México y Panamá.

Un primer balance en Guatemala nos habla de 46 muertos y un centenar de desaparecidos. En cuanto a los daños materiales se estiman que 24.000 viviendas han quedado destruidas o muy deterioradas, así como el derrumbe de 18 puentes. También 238 escuelas han sufrido los embates del agua y el viento. Las personas damnificadas suman más de 700.00 y han quedado arrasadas unas 31.520 hectáreas de cultivos. Todo ello ha afectado de manera especial a las poblaciones más empobrecidas.

La hermana Laura Yax Tiú, responsable del Programa Redes de Sabiduría, ha querido compartir su sentir sobre el huracán. Nos dice: “Lamentablemente una vez más Centroamérica, y en nuestro caso Guatemala, fue duramente golpeada por la tormenta Eta que pasó la semana pasada en el país. Están afectados 11 departamentos ubicados en la zona norte y oriente del país, entre ellos Izabal, Alta Verapaz, Quiche, Zacapa, entre otros. Las diferentes zonas siguen inundadas. Las familias perdieron todas sus cosechas y sus casas están bajo agua. Están actualmente en albergues que no tienen condiciones, todo ello sumando a la situación del Covid-19. 

Tenemos profunda preocupación y tristeza por las familias afectadas. Varias jóvenes que han pasado por Redes son de estas zonas, con algunas no hemos logramos todavía tener comunicación. El esfuerzo de la población solidaria es evidente pero no es suficiente. La ineptitud y la corrupción del Gobierno del país es indignante. 

Desde los espacios donde participamos como la Conferencia de Religiosos/as de Guatemala y el Sector Interreligioso Centinelas estamos colaborando en centros de acopio para el apoyo y hemos habilitado algunas cuentas bancarias para apoyar a las zonas afectadas. Desde la distancia nuestro saludo y cariño”. 

Por su parte, Esteban Hermelindo, del Comité de Unidad Campesina (CUC), nos ha compartido que “el Valle del Polochic, en el norte de Guatemala, es una de las regiones con mayor afectación por la Depresión Tropical Eta.

Casas inundadas, comunidades incomunicadas, puentes destruídos y familias que han tenido que salir de sus viviendas y buscar albergues en comunidades vecinas o municipales, los cultivos de maíz, arroz, yuca, plátanos, camote, papaya, chile, chipilín y piña, parte de la seguridad alimentaria de estas comunidades, se encuentran totalmente inundadas y en pérdida total. 

"Es necesario el acopio de ayuda humanitaria para atender la crisis que se ha generado en estos momentos por las lluvias que afectaron esta región”. 



Recuerdo del Mitch

Por otra parte, los daños en Honduras también son desoladores. Las primeras estimaciones señalan que los damnificados están alrededor de 1,7 millones de personas, entre las que se cuentan 57 fallecidas y ocho desaparecidas. La zona más afectada ha sido el Valle de Sula (en el norte), donde se encuentra la ciudad de San Pedro Sula, centro económico del país

Asimismo, hay más de 14.000 viviendas destruidas, centenares de carreteras dañadas y una treintena de puentes derrumbados.

En el municipio de El Triunfo, los daños no han sido muy cuantiosos, pero la lluvia torrencial caída durante cuatro días trajo a muchos de sus habitantes el recuerdo del huracán Mitch, que se cobró alrededor de 20.000 vidas, en 1998, muchas de ellas en el Departamento de Choluteca.

Desde allí nos han comentado con alegría que el puente que se construyó en 2011 con fondos de Sintiendo el Sur y otras organizaciones como Manos Unidas, Sed y Cáritas Madrid, ha resistido la fuerza de las aguas de la quebrada, lo cual ha posibilitado que un buen número de comunidades no hayan quedado incomunicadas. 

Por último, señalar que la Conferencia de Religiosos/as de Guatemala (Confregua) ha abierto unas cuentas para ayudar a los damnificados por el Eta, pero hemos creído que si alguien quiere colaborar económicamente es más fácil hacerlo a través de la cuenta de Sintiendo el Sur, desde ES30 2085 8059 3003 3016 3526, indicando ”Ayuda a Guatemala”. El primer envío está previsto hacerlo el próximo 20 de noviembre.

 

Nuestra sede

Parroquia de San Agustín

C/ Constitución 108.

Alcobendas. Madrid

 

EasyCookieInfo

©2020 Sintiendo el Sur. Todos los derechos reservados.