La Biblioteca, centro de estudios

Desde el pasado mes de marzo todo ha cambiado en el mundo. El coronavirus ha trastocado, cuando no destruído, el quehacer diario de los 7.600 millones de personas que habitamos este planeta. El covid ha golpeado con dureza a Honduras. Hasta hoy -9 de octubre- se han dado 81.672 casos, con 2.477 fallecidos. Como no puede ser de otra manera, la pandemia también ha afectado a El Triunfo y a su instituto. 

Después de la declaración de los primeros casos de coronavirus en Honduras, el Gobierno declaró el estado de alarma, procediéndose a la suspensión de la actividad académica, así como al cierre de los centros de enseñanza: escuelas, institutos y universidades. Esto ocurría el 17 de marzo, sin fecha de reapertura.

Por parte de las autoridades no había ningún plan trazado sobre como continuar el Curso. Transcurridos más de dos meses, a primeros de junio, la Secretaría de Educación Pública da la orden de que las clases en escuelas e institutos se impartan de manera virtual. No hay ninguna confianza en la propuesta, teniendo en cuenta que sólo el 16% de la población tiene acceso a ordenador, que en las áreas rurales es del 1,9%.

Como mal menor, en el Instituto de El Triunfo se recurre a WhatsApp para formular una serie de trabajos, lectura y exposiciones. Algunos de los profesores entregan el material de manera presencial, especialmente a aquellas chicas y chicos que no tienen móvil, carecen de señal en las comunidades en las que viven o no pueden ‘comprar’ diariamente la señal. Cada semana se envía a los alumnos una serie de tareas, que han de desarrollar de lunes a viernes. 

La Biblioteca ha sido el ‘centro de estudios’ para un buen número de becados, ya que en la misma hay 11 ordenadores de mesa y tres portátiles, así como impresora para sus trabajos o para llevarse material a casa. Los alumnos que más acuden son los de las comunidades de El Cedral, Nance Dulce y Dos Cerros, que son las más cercanas a las instalaciones. También la conexión a Internet les facilita la resolución de las tareas. Los usuarios oscilan entre 15 y 20 cada día, dependiendo de la actividad que les mandan.  Asimismo, cuentan con el favor de Gloria –nuestra delegada allí-, de manera que pueden reenviar a los profesores los trabajos que han hecho.

¿Cómo se evaluará el año? Según la subdirectora del Instituto, Sandra Guardado, las tareas de Matemáticas, Español, Estudios e Inglés serán corregidas por los profesores que las imparten. Estas materias cuentan con cuadernos específicos, con preguntas y respuestas, que deben entregar los alumnos con las tareas resueltas.

Respecto a las demás materias no hay nada claro. Extraoficialmente ha trascendido que habrá aprobado general, pasando de curso todo el mundo, al margen de lo que hayan o no aprendido. La decisión la tomará el Gobierno antes de que termine el Curso 2020, que está previsto que sea el próximo 30 de noviembre.

En cuanto a los becados del IHER (Instituto Hondureño de Educación por Radio), que son 27,  la situación ha sido distinta debido a las características de la enseñanza. Ha ido todo bien y los exámenes los mandan por link. Quizá lo más problemático ha sido con Matemáticas, pero, una vez más, Gloria les ha echado una mano para resolver los ejercicios. 

Nuestra sede

Parroquia de San Agustín

C/ Constitución 108.

Alcobendas. Madrid

 

©2020 Sintiendo el Sur. Todos los derechos reservados.